FICHA

TITULO: Verity
AUTOR/A: Colleen Hoover
AÑO PUBLICACIÓN: 2018
EDITORIAL: Planeta

Lowen Ashleigh, autora al borde de la bancarrota, recibe un encargo que le cambiará la vida: Jeremy, el flamante marido de Verity Crawford, una de las autoras más importantes del momento, la contrata para terminar la serie de libros en la que trabajaba su mujer antes de sufrir un grave accidente que la ha dejado en coma. Lowen se instala en la mansión del matrimonio para poder trabajar en las notas en las que trabajaba Verity, con la esperanza de encontrar material suficiente para empezar con su encargo, pero lo que no esperaba descubrir en la caótica oficina es una autobiografía de la propia Verity, escondida para que nunca salga a la luz.

OPINION

Colleen Hoover es una de esas escritoras a las que hay que leer. Siempre recomiendo sus novelas románticas, porque nunca me han defraudado. No me ha importado incluso leer alguno en inglés porque no se han publicado en español. Así que cuando unas amigas, tan fans de ella como yo, me recomendaron este libro, no me lo pensé. Me advirtieron, no era un libro muy distinto a los que nos tiene acostumbradas, y no se equivocaban.

Lowen es una escritora que no soporta la fama. No es que la tenga, ni mucho menos, pero no le gusta estar frente a los focos, así que nunca se ha prestado a firmas de libros ni coloquios. Hasta aquí, me encanta. Es de estos personajes algo «tristes» y decadentes que atraen sin proponérselo. Es fácil ponerse en su piel.

Jeremy es intrigante, desde el mismo instante en el que sale su nombre por primera vez en el libro. Parece el típico marido sacrificado e incomprendido. Padrazo y detallista, cariñoso y con unos ojos verdes de escándalo.

Su manera de conocerse es, como poco, chocante. Lo que Lowen no sabe es que van a compartir bastantes más experiencias… No voy a desvelar mucho más, pero lo que sucede en las primeras páginas es algo… inquietante. Consiguió engancharme desde la página uno. ¿Problema? Que eso que sucede y les une, aunque impactante, parece gratuito, porque no tiene nada que ver con el resto de la trama.

Cuando Lowen se traslada a la casa para continuar escribiendo la saga que Verity dejó inacabada, empieza lo bueno… Voy a intentar explicároslo mejor con los unas imágenes…

La casa en sí, ya parece algo tétrica, para qué engañarnos.

Las hijas gemelas de Verity, como que me daban algo de grima, aunque las pobres crías, no hicieron nada malo. No sé por qué, esperaba que lo hicieran.

El niño tampoco es que me diera buena espina…

Pero sin duda, la que se llevaba la palma, era Verity. Cada vez que Lowen se asomaba a la habitación y la veía en la cama, esperaba que su cabeza diera vueltas y escupiera vómito. Por no hablar cuando instala el vigilabebés…

Reconozco que el libro me mantuvo enganchada hasta el final. No paraba de repetirme que no podía ser, que había algo más. Y no me equivocaba, sólo que ese «algo más», no acabó de convencerme. Qué lástima, porque el libro, hasta las últimas 50 páginas, pintaba muy bien.

LO MEJOR
  • Verity, qué personaje más siniestro
  • Lowen, tan perdedora como atrayente
  • La manera de escribir de Colleen, que consigue meterte en la historia sin adornos, sólo con su pluma
LO PEOR
  • El final
  • Lo que Verity les hace a las niñas, cuesta de digerir

estrellas que bien podrían haber sido 4. Lástima de final

Deja un Comentario